Viejas costumbres, nuevos aires

Hoy me he levantado con la noticia de que una empresa agroalimentaria ha demandado a un agricultor por plantar semillas extraídas de su producción y no comprárselas a ellos, violando las normas sobre patentes. Hay que decir que esta empresa obliga a firmar un contrato a los agricultores haciendo que se comprometan a la compra de semillas y prohibiéndoles la obtención de semillas posteriormente. Hay que decir también, que esta empresa anteriormente vendía semillas estériles para garantizar su no reproducción en campañas posteriores.

Sin embargo, ante las actuaciones de estas grandes corporaciones con derechos sobre el conocimiento adquirido desde los principios de la historia y que, entre otras cosas, sirve para manipular la naturaleza volviéndola pobre y estéril, además de controlar a la sociedad en algo tan fundamental como es la alimentación, han surgido una serie de movimientos e iniciativas que plantean nuevas posibilidades, nuevas opciones.

 La mayoría de estas acciones no tienen gran repercusión mediática pero tienen repercusión en la economía local, en la educación e interacción social y en su entorno natural, los tres factores que determinan el desarrollo sostenible.

Estas iniciativas no están relacionadas entre sí pero tienen una misma filosofía en común: la participación, el compromiso, la divulgación y una profunda conciencia de que entre todos y a base de pequeñas acciones pueden hacerse grandes cosas.

Lo más interesante es que estas iniciativas se basan en lo mismo que las corporaciones anteriormente mencionadas, cultivan alimentos pero en lugar de discriminar integran, en lugar de ocultar muestran y enseñan, en lugar de empobrecer enriquecen. Y están ahí, a la vista y al alcance de todos.

Iniciativas como la que se muestra en el siguiente vídeo donde las zonas ajardinadas de la localidad se convierten en huertos urbanos:

Y no hay que salir de nuestras fronteras, ni de la región, en Carcaboso (Cáceres) se lleva a cabo una iniciativa similar: http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/provinciacaceres/carcaboso-cultiva-huertos-en-jardines-y-solares-abandonados_604800.html

Otra referencia: http://www.hoy.es/v/20120625/regional/profesion-miniagricultor-20120625.html

Pero también las hay más técnicas, orientadas a la generación y difusión de conocimiento como muestra este otro vídeo:

No son acciones aisladas, los huertos proliferan en balcones, terrazas, terrenos municipales o escuelas. Y no sólo se demanda con ello, productos de mayor calidad y con garantías, sino, mayor reparto de la riqueza, mayor educación y acceso al conocimiento y mayor implicación de la sociedad en la sociedad.

El mundo cambia lentamente pero cambia, de nosotros depende decidir hacia dónde dirigir el cambio.

Autor: María Piedad Moreno Sánchez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s