ODS, 17 Causas

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fueron definidos por la ONU en 2015 para que los países contribuyeran a su consecución y, con ello, acabar con la pobreza y la desigualdad y luchar contra el Cambio Climático.

Se trata de 17 objetivos que recogen 169 metas (Metas 2030):

S_2018_SDG_Poster_without_UN_emblem

Al tener carácter voluntario, cada país comprometido decide qué objetivos alcanzar y las acciones a realizar. Los países europeos, aunque comprometidos, tienen mucho margen de mejora y en ello, los ciudadanos tenemos mucho que decir y que hacer.

Como ciudadanos, ante objetivos tan ambiciosos, puede surgir el vértigo y sentirnos como Cary Grant en “Con la muerte en los talones”. Para. Respira y recuerda: No hay acción pequeña, todo suma.

Los ODS requieren, sí, de grandes gestos de los Estados pero sobre todo requieren de gestos ciudadanos, cambios de hábitos, conscientes, sostenibles, solidarios. Un hacer hoy para seguir disfrutando mañana. Gestos sencillos, en la medida, la realidad y las posibilidades de cada uno. Por ejemplo, que dejas el coche para lo imprescindible y apuestas por caminar, ir en bici o coger el transporte público pues ya aportas al ODS 3, 11, 13 y 15. Que decides mejorar tu dieta, apostando por productos frescos, con menos azúcar, de cercanía y temporada pues contribuyes a alcanzar los ODS 2, 3, 12, 13, 14 y 15. Que te propones gestionar mejor tu tiempo y mejorar tu conciliación entre lo personal y lo laboral pues ayudas a conseguir los ODS 3, 5 y 8.

10-mandamientos-sostenible-infografia

Al igual que os animamos a orientar vuestros hábitos a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, desde La Isla de las Salamandras Azules, ECOAmbientis y quienes formamos parte de ello, nos proponemos a darle el toque ODS a cada acción, actividad, proyecto que emprendamos y con ello, crear un programa de acciones que contribuyan a cada uno de los objetivos propuestos.

green-sprout-pics-180955

Y para empezar, nos comprometemos a contribuir al ODS 17, dando a cada comunicación que hagamos el enfoque ODS, relacionando cada noticia compartida, cada entrada escrita, cada acción emprendida con su ODS correspondiente. Con ello, queremos que los ODS sean conocidos y que acciones sencillas pueden tener un gran impacto a la hora de lograr que éste sea un mundo más sostenible.

Así pues, piensa cómo puedes contribuir, hazlo y cuéntalo.

The-moment-of-the-water-droplets-ripple_1920x1200

 

Autora: María Piedad Moreno Sánchez

 

Anuncios

Recomendaciones para el Fin de Semana

Para acabar el mes, el documental “Nuestros hijos nos acusarán” del realizador Jean-Paul Jaud, donde se relata la iniciativa de una escuela al sur de Francia en la que se proponen ofrecer alimentos ecológicos a los estudiantes que hacen uso del comedor. Buscando no sólo denunciar los problemas de un uso masivo de plaguicidas o la pérdida de la calidad del suelo por un exceso de laboreo sino poniendo remedio con prácticas responsables.

¿Adorno o Herramienta?

Desde hace tiempo el envase de un producto o el logo de una empresa viene acompañado de un sello, una etiqueta o una imagen que habla de la calidad de su gestión, de su eficiencia energética y de su sostenibilidad, entre un amplio etcétera. Lo cual ayuda, ante dos productos o servicios inicialmente iguales, a decantarte por aquel que es ecológico, energéticamente eficiente o socialmente responsable.

Sin embargo, algunos ejemplos de malas prácticas ha llevado a cuestionar su utilidad, dando la impresión de que los sellos o etiquetas no son más que imagen.

Bien, no negaré que se da esa realidad. Esa en la que algunas empresas cuentan con un “adorno” que dice que sus productos o servicios son de calidad, que están concienciados con el medio ambiente o que la conciliación es lo primero en su organización pero que solo hace falta observar un poco para darse cuenta de que no hay hechos que lo avalen.

Y aunque entre el resto de empresas cuyo sello o etiqueta sí responde a su realidad, a su responsabilidad, a su eficiencia, a su sostenibilidad y a su saber-hacer pueda parecer que son lo mismo, nada más lejos porque las segundas no tienen un “adorno”, tienen una herramienta.

Ejemplo de Etiquetas y Sellos

Ejemplo de Etiquetas y Sellos

Es decir, en el primer caso les saldrá caro el “adorno” y su mantenimiento estresante. Será un caos cuando haya que aportar los datos que los días previos se hayan maquillado y disfrazado para mantener un periodo más la imagen de cara a la galería y como con todo, tristemente, a veces “cuela” (por suerte, no tantas como se pudiera creer). Sin embargo, a cada problema corriente que surge saltan las alarmas, el “adorno” pierde lustre y la empresa, credibilidad.

En el segundo caso, cuentan con evidencias, no hay excusas sino argumentos, los problemas son oportunidades para innovar y muestran la respuesta de una máquina bien engrasada en pro de la mejora continua. No todo es perfecto pero trabajan para garantizar la calidad y alcanzar la excelencia. No hay que mostrarlo, se ve.

Por otra parte, en una el boca a boca es su perdición y se contrarresta con luces, dinero y ruido, en la otra es su fuerza, cada trabajador, cada proveedor, cada cliente certifica que su sello o etiqueta son muestra de su valor y lo transmiten.

Esa es la diferencia entre el adorno y la herramienta, entre la compra y la inversión, entre el hacer y el saber-hacer.

 

Autor: María Piedad Moreno Sánchez

De una semilla un árbol, de un árbol un fruto.

Esta aventura comenzó hace unos meses cuando una fría mañana de noviembre recibí una llamada en la que me proponían ser tutora del programa Junior Emprende. Ni lo pensé, inmediatamente acepté.

Los detalles llegaron por correo y también las dudas ¿Sabría hacer lo que se me pedía?

Esas mismas preguntas me acompañaron de camino a nuestro primer encuentro y pronto descubriría si estaba a la altura. Para templar los nervios tiré de aquello que en otras ocasiones me había servido: ser natural, sincera, aportar todo lo que estuviera en mi mano y lo que no supiera, apuntarlo para buscar la respuesta.

Así fue como llegué al centro y me encontré, en primer lugar, con Beatriz, su profesora, quien me puso al corriente de la situación, de sus inquietudes y sus dudas (mientras iba haciendo un mapa de ideas y soluciones y el cosquilleo empezaba a aflojar). Minutos después conocía a los valientes porque para esto de emprender hay que serlo.

Sus caras llenas de curiosidad y sus miradas menos esquivas de lo que se pudiera pensar me indicaban que había llegado el momento. Tras las presentaciones, todo comenzó.

Sus preguntas eran variadas desde, qué era mejor, semillas más caras pero en principio mejores o semillas más baratas (Estrategia comercial) a cómo darse a conocer (Marketing) o cómo atender un pedido, incluso fuera de su pueblo (Logística). He de decir que a su edad, que me hablaran de economía o empresa, era hablarme en otro idioma y ellos sin utilizar la terminológica propia ya definen conceptos básicos. También hubo quejas, todas tenían el mismo origen: la falta de organización. Mientras se recriminaban algunas actitudes y comportamientos, surgió lo que a Beatriz y a mí nos hizo sonreír de asombro: Un sistema de penalizaciones basado en “Quien no cumpla, paga”. Y por supuesto, fluyeron las ideas. Una sugerencia, una opinión, un ejemplo se convertían en algo nuevo, lo hacían suyo.

Me fui de allí con una sonrisa.

Semanas después nos encontramos de nuevo. Me invitaron a participar en su primer mercadillo local y allí los encontré una mañana soleada y fría de marzo entre comerciantes profesionales, atendiendo a la clientela que a esa temprana hora se dejaba ver. Pero, quizás, no era eso lo más importante de esa jornada. Ese día debían demostrar si habían corregido bien los errores y si las medidas tomadas eran las adecuadas. Ese día debían comprobar si el sistema de organización diseñado funcionaba.

La realidad no parecía querer alcanzar las expectativas (se esperaba que las madres tras dejar a los niños en el colegio se pasasen por el mercadillo como de costumbre, sin embargo ese día la rutina fue otra) y los clientes llegaban con cuenta gotas, así que se corría el riesgo de que la energía de los que esperaban su turno para encargarse del puesto se focalizase en algo poco productivo. Nada más lejos. Sólo la sugerencia de hacer que fueran a “captar” clientes los centró de manera inmediata e increíble. Además de garantizar que todos pasaran por el stand, cerraron ventas sin llegar a ver el producto y cuando, se anunciaba la vuelta al aula quedando algunas plantas por vender, todos estuvieron de acuerdo en que aquello había que “colocarlo” y en un momento idearon una estrategia de venta con la que en unos pocos minutos habían vendido todo el género (incluso, las más “feas”).

Alguien puede pensar que captar a la clientela tal y como lo hicieron no hubiera sido tan fácil si no fuera por su edad. Exacto, y precisamente de eso se trata, de convertir en fortaleza una debilidad y ¡Cómo lo hicieron! Sin dudas, con determinación, colaboración absoluta y un objetivo claro.

Para su segundo mercadillo, ya contaban con experiencia y ventas cerradas, el tirón del Día de la Madre reportó importantes beneficios que aseguraban la inversión realizada y les animaba a enfrentar su tercer mercadillo en las fiestas del pueblo.

En nuestra última reunión antes del Foro, quise tratar una cuestión nueva en concepto pero no en contenido para ellos: la Responsabilidad Social Empresarial. El término les resultó inicialmente extraño, aunque no tardaron en asimilarlo y en expresar que ellos no cumplían. Esperaba esa respuesta, ocurre de la misma manera en el mundo de la empresa, se mitifica el término y la empresa en general asume que no gasta. Sin embargo, tras hacer un análisis por todo lo planteado, lo realizado y lo conseguido se dieron cuenta de que sí, de que en muchos aspectos cumplían con la filosofía de la RSE aunque eran muy críticos con aquellos que debían mejorar.

El Foro (donde se reunían con el resto de participantes del programa) debía ser una fiesta y lo fue. Talleres, actividades, convivencia y muchos proyectos que visitar y de los que aprender. Había de todo artículos artesanales realizados con materiales reciclados, productos de limpieza y jabones, dulces elaborados con huevos producidos por sus propias gallinas (las cuales estaban allí presentes), carbón ecológico, libros de viejo y por supuesto, plantas. Mis chicos habían decidido no realizar ninguna inversión para el Foro y llevar tan solo las plantas que les quedaban. ¿Razones? El transporte no era el más adecuado, la multitud de actividades no daba mucho margen para dedicar a la venta y todos vender y vender. Sin embargo, no se conformaron con poner sus plantas en el stand, sino que buscaron un valor añadido para atraer clientes. Decoraron, las macetas con pintura 3D y con ese detalle consiguieron marcar la diferencia frente al resto de su competencia. Muchos vendían plantas, pero sólo las suyas tenían ese efecto.

Foro Emprende Junior 2014

Foro Emprende Junior 2014

Con los beneficios se dieron un homenaje, bien merecido, en forma de excursión a un parque acuático pero también cumplieron con la sociedad donando el 21% a una entidad sin ánimo de lucro.

No sé cómo recordarán esta experiencia el día de mañana. Puede que de esta experiencia no salgan empresarios aunque sí saldrán personas dispuestas a colaborar, a prestar ayuda, a encontrar una solución, a trabajar con ilusión, personas conscientes de sus capacidades, sin miedo a dar su opinión y comprometidas con su entorno. Quiero creer que les he aportado algo que les sirva hoy y en el futuro, sin embargo, lo que me hace más feliz es haber respondido a aquella llamada pues ha sido un privilegio verles crecer en cada paso dado y eso es algo me ha hecho crecer a mí.

Dedicado a Javier, Rubén, Andrea, Pepe, Alejandra, Alba, Carlos, Rocío, Fátima, Jose Manuel, Elena, Alejandro, Sergio, Álvaro y Beatriz.

 

Autora: María Piedad Moreno Sánchez

Micología

El otoño es una de las mejores épocas del año para salir al campo y disfrutar de la naturaleza. Son múltiples las actividades que se pueden realizar, de las cuáles destacamos las actividades relacionadas con la micología, como las rutas micológicas y la recogida de setas.

Son conocidas unas 100.000 especies de setas y hongos, de las que podemos encontrar unas 2.000 especies en España. Así mismo, son conocidas sus propiedades alimenticias, lo que hace de las setas un producto muy preciado en la gastronomía.

Cada vez son más los interesados en la recogida de setas pero a la hora de salir al campo es necesario seguir una serie de recomendaciones:

  • No todas las setas son comestibles, algunas son venenosas y otras, incluso mortales. Por ello, siempre se debe ir acompañado de personas expertas que sepan diferenciarlas o de guías de campo que nos ayuden en esta tarea. En caso de duda, lo mejor es no recolectarlas.
  • Recolecta las setas con herramientas adecuadas, como cuchillos o navajas afiladas y córtalas siempre por su pie. Nunca se deben arrancar.
  • Respeta los ejemplares pasados o dañados.
  • Recolecta las setas siempre durante el día.
  • La mejor forma de transportarlas es en una cesta de mimbre que permita su aireación y la caída al exterior de las esporas.

Fuente: http://www.ruraliberica.com/articulos/mostrar.asp?Id=1

La siguiente fotografía fue tomada en la Sierra Grande de Hornachos (Badajoz). Durante una ruta senderista por la sierra pudimos observar varias setas, entre ellas, esta Amanitas muscaria:

El nombre común de la Amanita muscaria, es matamoscas. Éste se debe a que por su contenido en muscarina, la Amanita muscaria tiene la capacidad de matar o paralizar insectos como las moscas.

Su sombrero crece de forma globosa hasta quedar plana. Su cutícula es de color rojo a anaranjado con restos blancos propios del velo universal. El pie es cilíndrico y de color blanquecino a amarillo claro, es fácilmente separable del sombrero.

Se encuentra principalmente en bosques de coníferas y en bosque caducifolios en suelos ácidos.

Por su belleza y colorido, es el hongo que más aparece en ilustraciones de cuentos infantiles y se relaciona normalmente con historias de gnomos, duendes, elfos, etc.

Autor: Rocío Moreno Sánchez

Actividades Octubre 2012

Os informamos de los diferentes eventos que tendrán lugar durante el mes de Octubre.